Lagrimeo en adultos


Las lágrimas poseen propiedades lubricantes, ópticas e inmunológicas o de defensas del ojo.
Cualquier trastorno de su producción a nivel de la glándula lagrimal o de su drenaje hacia la nariz a través de la vía lagrimal, puede producir modificaciones en la visión o predisponer a infecciones, por lo que debe ser tratado por un oftalmólogo especializado.

 

 

Cuando existe un derrame de las lágrimas por la mejilla hablamos de epífora o lagrimeo. Este puede deberse a un aumento reflejo de su producción ante una lesión de la superficie ocular, o a una obstrucción en el drenaje de las lágrimas por la vial lagrimal hacia la nariz. En ambos casos las molestias van desde simplemente cosméticas hasta lesiones de la piel por maceración. 

Sistema de Drenaje Lagrimal

  Sistema lagrimal  Punto lagrimal inferior  punto lagrimal superior

La lágrima se produce en la glándula lagrimal en el sector supero externo de la órbita y, luego de lubricar la superficie ocular, drena a través de la vía lagrimal hacia la nariz. La vía lagrimal está constituida por dos canalículos lagrimales que se abren a los párpados en los puntos lagrimales superior e inferior, el saco lagrimal al cual drenan los canalículos y el conducto lacrimonasal que conecta el saco con la nariz. 

Las causas de lagrimeo y su tratamiento en  bebes y niños suelen ser diferentes que las de los adultos. 

 Lagrimeo en Adultos

Laxitud del párpado y eversión del punto lagrimalEn el adulto, la causa más frecuente de obstrucción de la vía lagrimal es el cierre de los puntos lagrimales por una conjuntivitis crónica como por ejemplo las alergias. Los canalículos también se pueden obstruir por conjuntivitis crónica y pequeños cálculos, y está descripto el cierre de los mismos luego de tratamientos con quimioterápicos. El lagrimeo también puede deberse a la laxitud de los párpaDacriocistitisdos y la eversión del punto lagrimal. El párpado queda separado del ojo y la lágrima no drena a traves del punto lagrimal.

La obstrucción más baja, a nivel del saco lagrimal o el conducto lacrimonasal, hace que se acumule lágrima o secreción mucopurulenta en el saco. Esta puede salir por los canalículos a la compresión de la zona o, si están ocluidos, forman una tumoración con dolor y enrojecimiento que a veces drena a través de la piel. A este proceso se lo denomina dacriocistitis.

¿En qué consiste el tratamiento?

En los adultos, el tratamiento del lagrimeo por la estrechez de los puntos lagrimales comienza con gotas oculares y dilatación de los mismos en consultorio. Algunos oftalmólogos generales suelen tratar correctamente estos casos. Aquí suele tener importancia la elección de la medicación ya que la calidad de los productos que existen en el mercado varía considerablemente. La dilatación de los puntos lagrimales no debe repetirse más de un par de veces y no debe ser traumática ya que puede generar un estrechamiento peor de los canalículos  que requiera un tratamiento mas agresivo.

 puntoplastiaCuando este tratamiento es insuficiente para eliminar el lagrimeo constante, se pueden agrandar de forma quirúrgica los puntos lagrimales mediante una puntoplastia. También puede ser utilizado en estos casos un implante minúsculo llamado mini-Monoka que evita el cierre del punto lagrimal y el canalículo.

En el caso de que no se desee realizar una puntoplastia o esté contraindicada puede comocarse un set bicanalicular autoestable o un minimonoka. Estos dispositivos de silicón se colocan luego de dilatar los canalículos para evitar que se estrechen nuevamente

Si el lagrimeo se debe a laxitud de los párpados, la corrección apunta a tensar los mismoss. Una blefaroplastia específica llamada tira tarsal es la indicada en estos casos que puede acompañarse de una puntoplastia.

El colorante se acumula por laxitud del párpado  Al tensar el párpado no se aculula lágrima 

En obstrucciones mas bajas, es decir, cuando se acumula secreción en el saco lagrimal o hay dacriocisititis, está indicada una dacriocistorrinostomía (DCR).

DCR

La DCR o dacriocistorrinostomía consiste en realizar una nueva comunicación entre el saco lagrimal obstruido y la nariz. Para realizar el procedimiento es necesaria una pequeña incisión en la piel de la base de la nariz. El cirujano dejará un hilo de silicón en la vía lagrimal, para asegurar la cicatrización, que se retira después de 6 semanas posteriores a la cirugía. Esta intervención no es traumática y la piel de la zona habitualmente cicatriza sin dejar marca antiestética. Suele tener una efectividad del 80 a 90%.

DCR endoscópica

El objetivo es el mismo que la DCR pero se realiza desde dentro de la nariz. No se realiza incisión en la piel. La efectividad es levemente menor que la DCR convencional.

Tubo de Jones

En el caso de ausencia total de canalículos y puntos lagrimales, o cuando no es posible realizar una DCR, es necesario comunicar la conjuntiva con la nariz mediante el implante de un tubo de vidrio pírex o de Jones que se coloca entre el ángulo interno del ojo y la nariz y que se deja en forma permanente. Este procedimiento no requiere incisión en la piel y se realiza con control endoscópico de la posición del tubo en la nariz.

 Anestesia

El tipo de anestesia requerida podrá ser local con sedación o general según la indicación del profesional. Es necesario que advierta de posibles alergias medicamentosas, alteraciones de la coagulación, enfermedades cardiopulmonares, existencia de prótesis, marcapasos, medicaciones actuales o cualquier otra circunstancia.

Dónde realiza su cirugía?

 La cirugías de la vía lagrimal incluyendo la de los bebés son ambulatorias, es decir, no requieren internación de más de unas horas hasta la recuperación de la anestesia. Pero es conveniente realizarlas en instituciones habilitadas para administración de anestesia general.

Mas información en Wikipedia